El corazón del MEJ: la amistad con Jesús

La metodología del Movimiento Eucarístico Juvenil está basada en la formación de comunidades, con una clara conciencia eclesial, en la vivencia de la oración, con tres fundamentos: el Evangelio, la Eucaristía y la Misión.

El corazón del MEJ es la amistad con Jesús:

  • Meditar sus palabras y sus gestos (Evangelio).

  • Vivir esa amistad alimentada y modelada por la Eucaristía.

  • Compartir la vida y la misión de Jesús, en la Iglesia, al servicio de la justicia del Reino de Dios.

 

El MEJ quiere formar jóvenes con una profunda amistad con Jesús al servicio de la misión de la Iglesia: comprometidos en el servicio de la justicia, especialmente de sus hermanos y hermanas más pobres.

 

El MEJ tiene sus raíces en la Eucaristía vivida y celebrada, y en los Ejercicios Espirituales de San Ignacio.

El MEJ propone a los jóvenes diversos medios, como vida de equipo, encuentros, música, etc para detenerse, hablar de lo que viven, actuar y meditar, con el fin de ayudarles a crecer y orientarlos en sus elecciones según el estilo de Jesús.