Reino 
de Cristo
Schola 
Cordis Iesu
Movimiento Eucarístico 
Juvenil

Red Mundial de Oración del Papa

Apostolado de la Oración - España

Comunidades de la
Red Mundial de Oración del Papa

Quieres formar una Comunidad de la 

Red Mundial de Oración del Papa?

Iremos publicando en el mapa la localización de las personas que quieren formar una Comunidad. 

Utiliza el formulario que encontrarás a la derecha de esta página para contactar con nosotros y os pondremos en contacto para la creación de una Comunidad en cuanto haya un mínimo de personas interesadas. 

¿Qué son las Comunidades de la Red Mundial de Oración del Papa?

Las Comunidades de la Red Mundial de Oración del Papa tienen como una de sus finalidades la oración en común y la vivencia de una actitud de disponibilidad interior para la misión. Además, se movilizan, buscan la manera de vivir cada mes los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia expresados en estas intenciones. Además apoyan allí donde exista nuestra rama juvenil, el Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ), o la pastoral juvenil. Son comunidades comprometidas con el plan pastoral de cada diócesis, al servicio de la misión de la Iglesia local. [Cf. A]


¿Qué significa que estas comunidades buscan la manera de vivir cada mes los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia como claves para la misión?

Llevan de manera más concreta el servicio de la misión. Por ejemplo cuando la Iglesia invita a rezar y a movilizarse por el trabajo de los jóvenes: ¿Hay alguna asociación en nuestro barrio, ciudad, que se ocupa de los jóvenes en búsqueda de trabajo? ¿Cómo podemos informar sobre su acción, contactarla para que sepa que el Papa y la Iglesia este mes rezan por ellos, que su misión es importante para todos y que los agradecemos por lo que hacen por los jóvenes en búsqueda de trabajo? ¿Y en mi Parroquia como apoyamos nuestros catequistas, como los ayudamos en su vida espiritual, para que puedan vivir cada vez más esta coherencia entre lo que dicen y lo que viven? (Intención para la evangelización). 


Guía práctica

Los integrantes de las Comunidades de la Red Mundial de Oración del Papa se inspiran en el "Camino del Corazón" y se esfuerzan por vivir los "tres momentos del día".

Es conveniente que cada grupo establezca contacto con el secretariado nacional del Apostolado de la Oración, que les dará orientaciones y material de formación.


Sugerimos a los grupos:

* Compartir el documento "Camino del Corazón", ayudándose mútuamente a adoptarlo como programa de oración y de vida.

* Participar en encuentros nacionales o regionales, retiros o encuentros de formación promovidos por el Apostolado de la Oración.

* Decidir de qué modo participarán en la red mundial del oración, sobre todo el Primer Viernes de cada mes, según las posibilidades presentadas por el secretariado nacional.

* Entender y ahondar en el significado de los desafíos (intenciones de oracion" del Papa para cada mes). Buscar juntos algún compromiso que podremos vivir de modo personal o en la comunidad durante el mes, quevaya en la línea de lo que estamos orando en uno de esos desafíos. Para difundir y orar por las intenciones, se pueden promover iniciativas de oración comunitaria (adoración eucarística, vigilias, horas santas, rosarios, procesiones...) y acciones concretas también involucrando a otras personas.

* Establecer contacto con alguna institución afín al tema del desafío del Papa para un mes determinado, y programar con ellos alguna acción conjunta (por ejemplo, si el Papa pide orar por los enfermos, coordinarse con la pastoral hospitalaria...)

* Difundir las intenciones de oración mensuales del Papa en sus comunidades parroquiales.

* Prepararse y realizar la Alianza con Jesús (consagración) de cada miembro o de toda la comunidad.

* Programar reuniones de formación para ahondar el significado de nuestra vivencia en el Apostolado de la Oración)

* Participar en temas de formación en otras áreas necesarias para alimentar nuestra fe, como la Biblia, teología, vida espiritual, sacramentos, etc. Pueden ser organizados por el propio grupo o bien aprovechar los que ofrecen otras instancias, como la parroquia o un centro de formación espiritual.